Venezuela         print

venezuela

Aristóbulo Istúriz Almeida

spacer

Ministro de Educación y Deportes

spacer

Aristóbulo Istúriz es maestro de educación primaria, egresado del Instituto Experimental de Formación Docente (1965) y profesor egresado del Instituto Pedagógico de Caracas en la especialidad de Historia y Ciencias Sociales (1974) e Historia Contemporánea de Venezuela. Es tesista de postgrado en la especialización de Planificación del Desarrollo del Centro de Estudios para el Desarrollo de la Universidad Central de Venezuela (Cendes–UCV). Se desempeñó en diferentes niveles en la educación venezolana. Participó como miembro fundador de Fetramagisterio y presidente fundador del Sindicato Unitario del Magisterio, como dirigente nacional de la Federación Venezolana de Maestros y del Colegio de Profesores de Venezuela. Resultó electo concejal en dos oportunidades en el Concejo Municipal del Distrito Federal; también fue electo diputado al Congreso Nacional en la Comisión Permanente de Educación, Política Interior y Asuntos Sociales. Se desempeñó como alcalde de Caracas (Municipio Libertador) en el período diciembre 1992–enero 1996. Cumplió labores junto con los representantes nacionales a la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) ocupando la segunda vicepresidencia de este organismo. Asimismo, ocupó la vicepresidencia para América Latina y el Caribe del Centro Iberoamericano de Desarrollo Estratégico Urbano (CIDEU). Junto con Carlos Blanco condujo el programa de televisión de análisis político "Blanco y Negro" y un espacio similar en la página Web de Globovisión llamado "Blanco y Negro en la red". Es miembro de la Dirección Nacional del partido Patria Para Todos (PPT) y fue candidato en las pasadas elecciones de la Confederación de Trabajadores de Venezuela (CTV). Desde 2002 y hasta la actualidad se desempeña como Ministro de Educación, Cultura y Deportes de la República Bolivariana de Venezuela y presidente de la Reunión de Ministros de Educación del Convenio Andrés Bello (RemeCAB).

spacer

La relación entre la temática de la UNESCO para su 47 Conferencia Internacional y los principios en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela permiten expresar satisfacción, articulación y correspondencia de la Revolución Democrática Bolivariana con los nobles propósitos que impulsan “La Educación de Calidad para todos los jóvenes: desafíos, tendencias y prioridades”. Es un componente de la Educación Bolivariana concebida como continuo humano integral desde la gestación hasta la muerte, para la cual el Estado asume responsabilidad indeclinable como período de vida con igual prioridad y profundidad con el maternal, infancia, niñez, adolescencia. Adultez y vejez.

Con el Programa Bandera “Adolescencia y Juventud para el desarrollo endógeno” da continuidad a la Escuela Bolivariana, caracteriza al modelo de Liceo Bolivariano entra a fondo a la solución de problemas estructurales que produjeron la mayor exclusión entre 12 y 20 años, con nodos críticos que alejaban al adolescente y joven de la educación, desarrollo sustentable y los convertían en objeto del mercado de la droga, delincuencia, violencia, o simplemente en mano de obra explotada, sin formación y baja esperanza de vida escolar, precisamente en el momento en que su capacidad de aprendizaje, disposición y voluntad es mayor por cualidad humana.

El Gobierno Revolucionario concibe para este período de vida un conjunto de programas que se integran como de educación - producción para desarrollar por niveles la atención integral cubriendo el ser social en armonía con su comunidad, entorno ambiental, seguridad alimentaria y social, con acceso al dominio de las TIC, formación para dominio del conocimiento complejo fuente de poder y fortalecimiento de capacidades para la investigación, creación, innovación y vida en paz que sustentan la política de Estado sobre desarrollo endógeno, sustentable y soberano.

Queremos compartir en este escenario nuestra experiencia para lograr intercambios que permitan seguir profundizando en una juventud que aprende a aprender, convivir, hacer, compartir y ser en un mundo que exige más valores de vida, ética e integración y construye con su esencia futuro de una sociedad armónica dentro del derecho humano de educación, respeto a los ambientales, sociales, etnográficos, culturales, económicos.