English   |   Español
Herramientas de Capacitación para el Desarrollo Curricular. Una caja de herramientas
Módulos Básicos

 

Actividad 1: El equilibrio entre las necesidades e intereses
nacionales y locales

 
  1. Equilibrio entre los intereses y necesidades locales y los nacionales

  2. Localización curricular. Desafíos y oportunidades

 

Los procesos de cambio curricular están cada vez más moldeados por la tendencia hacia una mayor descentralización del gobierno y la administración de la educación. A fin de reforzar la participación y el poder de las comunidades locales y su gente, las tendencias actuales promueven la descentralización de los sistemas educativos, en particular en:

  • la toma de decisiones;
  • la participación en la formulación de políticas educativas;
  • el diseño e implementación curricular.

Una multiplicidad de fundamentos técnicos, educativos y políticos justifican la necesidad de la descentralización. Éstos incluyen: la eficacia de la administración, mejorar la calidad y relevancia del contenido curricular para las realidades económicas y culturales locales y fotalecer la legitimidad de los currículos a través de una mayor participación de los actores involucrados en la formulación de políticas. En algunos casos, el otorgamiento de facultades a nivel local puede alentar a los docentes a redefinir sus roles como investigadores educativos y desarrolladores del currículo preocupados por las necesidades específicas de sus propios alumnos. Sin embargo, la calidad de su trabajo dependerá de varios factores, incluyendo la capacidad local.

Los niveles de desarrollo socio-económico, las tradiciones culturales, los tipos de sistemas políticos, la naturaleza de los sistemas de administración educativa y la estructura de los currículos nacionales son factores que tienen un impacto bien importante sobre el alcance y el proceso de consulta para el cambio en una política curricular.

La naturaleza y la calidad de los sistemas de administración de la educación en especial, resultan un factor clave en la determinación del alcance y la naturaleza de la descentralización del gobierno y la administración de la educación. No obstante las diferencias particulares atinente a cada proceso, muchos países han descentralizado algunos elementos de sus sistemas de gobiernos y administración de la educación, la mayoría de las veces en tres niveles: nacional, local (provincial), y centro educativo.

Un gobierno central fuerte sigue siendo importante en particular por el desarrollo de marcos curriculares nacionales, estándares de calidad, indicadores de eficacia escolar y sistemas de evaluación y seguimiento para asegurar la calidad. Estos marcos que se cruzan entre sí brindan amplios parámetros dentro de los cuales los procesos y productos educativos pueden moldearse con el objeto de satisfacer las necesidades locales y asimismo asegurar el apoyo y la participación de la sociedad civil, incluyendo a los padres y a la comunidad local. Precisamente por esta razón, un fuerte sistema centralizado, si se ha transformado, puede resultar eficiente en el abordaje de una gran variedad de temas. Cada contexto tendrá un equilibrio particular entre centralización y descentralización que se adapte a sus necesidades particulares.

Haga clic aquí para las tareas >>