English   |   Españ'ol
THerramientas de Capacitación para el Desarrollo Curricular. Una caja de herramientas
Módulos Básicos

 

Actividad 1: Enfoques en torno a la construcción de capacidades

 
  1. Enfoques respecto de la construcción de capacidades

  2. Construcción de capacidades de los profesionales en currículo como un requisito para la reforma

  3. Participación de los docentes en la construcción de capacidades

 

En cualquier contexto que se presente, el proceso de cambio curricular requiere que los actores involucrados desarrollen visiones compartidas y un entendimiento común acerca de las metas de la educación y los objetivos del currículo. Este entendimiento común debería estar al servicio de las diversas necesidades de aprendizaje de los estudiantes, como así también de las grandes metas nacionales de desarrollo cultural y socio-económico. La construcción de capacidades constituye una parte central del desarrollo de este entendimiento común.

Los sistemas educativos son organizaciones grandes y complejas que requieren de diferentes competencias por parte de su personal. Muchas actividades de construcción de capacidades pueden ser genéricas. No obstante, las necesidades específicas de personas y grupos necesitan ser abordadas a través de actividades dirigidas basadas en casos relevantes, historias exitosas sustentadas en evidencias y actividades de aprendizaje experimentales focalizadas.

Los grupos principales en los que se requiere con más frecuencia la construcción de capacidades incluyen a los hacedores de políticas educativas nacionales, los especialistas en currículo, los docentes y los formadores de docentes. Estos grupos generalmente necesitarán asistencia para desarrollar la capacidad de llevar a cabo las siguientes funciones:

Cuadro 6.1. Necesidades de construcción de capacidades

Hacedores de políticas educativas nacionales
Hacedores de políticas educativas locales
  • desarrollan marcos curriculares;
  • definen objetivos del currículo;
  • crean un ambiente colaborador en torno a las políticas;
  • proporcionan recursos y guían su utilización estratégica;
  • toman e implementan ecisiones;
  • evalúan y controlan la calidad de los currículos.
  • implementan criterios curriculares nacionales en contextos locales;
  • desarrollan un currículo localmente relevante;
  • brindan asistencia técnica para el cambio curricular en áreas carenciadas;
  • brindan guía y apoyo profesional para el desarrollo de las escuelas.
Especialistas en currículo
Docentes y formadores de docentes
  • diseñan contenidos holísticos relevantes para el desarrollo de los estudiantes en las dimensiones cognitiva, afectiva, moral/ética, estética y física;
  • integran temas transversales y facilitan la enseñanza-aprendizaje inter-disciplinarios;
  • avanzan a partir de las fortalezas de los currículos tradicionales y son innovadores;
  • aseguran la relevancia de temas curriculares culturalmente sensibles;
  • trabajan de modo continuo en el desarrollo profesional y en la investigación.
  • entienden sus roles cambiantes a medida que el currículo cambia;
  • abarcan los criterios curriculares y los estándares curriculares nacionales;
  • dominan sus asignaturas y poseen habilidades pedagógicas para proporcionar contenidos
    específicos;
  • tienen una actitud positiva hacia el cambio curricular y constituyen un agente de cambio;
  • terminan con el aislamiento y desarrollan un espíritu de equipo;
  • se comprometen con el desarrollo y el aprendizaje
    profesional continuo.

En muchos contextos, el desarrollo profesional de los docentes se desarrolla en tres fases:

  • capacitación inicial o pre-servicio antes de que comiencen a dar clases en escuelas;
  • inducción, durante los primeros años de enseñanza, generalmente los tres primeros años; y
  • capacitación paralela al ejercicio de la profesión que tiene lugar a lo largo de toda la carrera docente.

Para ser más efectiva, cada una de las tres fases de desarrollo debería estar alineada, construyéndose sobre las lecciones de la fase anterior y la experiencia profesional del docente. Las comunidades de aprendizaje profesionales tales como las asociaciones profesionales de asignaturas ofrecen oportunidades para el apoyo y asesoramiento mutuo.

Del mismo modo, la construcción de capacidades debería ser un proceso continuo, no una “inyección” excepcional de capacitación. Los docentes necesitan actualizar sus conocimientos y habilidades a medida que el currículo escolar y las tecnologías van cambiando. Las personas se desarrollan en etapas y maduran a lo largo del tiempo. El desarrollo profesional de los docentes debe estar acompañado del desarrollo organizacional en las escuelas, centros de capacitación, y universidades. Una tendencia reciente en la construcción de capacidades es la capacitación centrada en la escuela, haciendo de la práctica escolar/áulica un espacio para el desarrollo profesional.

Haga clic aquí para las tareas >>